Con una ubicación estratégica, la Plaza Zona Rosa se ha convertido en una de las plazas más antiguas y perdurables en su clase. Esta fue la primera plaza commercial que se construyó en Santiago con terrazas, numerosos y cómodos parqueos, así como espacios para respirar y caminar.

Fue ideada a finales del año 1994, cuando se compra el terreno baldío de lo que hoy es Plaza Zona Rosa, que surgió con el propósito de satisfacer la necesidad que tenía la ciudad de Santiago de contar con un centro comercial, donde el santiaguero pudiera obtener diversos productos y servicios.

Este Nuevo giro en diseño que se le dio a las plazas de la ciudad fue responsabilidad de la Inmobiliaria Media Luna, de la mano del Ingeniero Elías Sued quien tenía la inquietud de hacer algo fresco y diferente para los santiagueros y toda la zona Norte, una plaza donde premiara el espacio y a la vez la comodidad para los visitantes, tanto en sus cubículos como en sus pasillos y parqueos, ahorrándole así tiempo y agotamiento al cliente. Es en ese momento cuando entrar el arquitecto Luis Miguel Castro para plasmar en planos un diseño novedoso y acogedor.

La Construcción de la primera etapa duró un año y un mes, desde mayo de 1995 hasta junio de 1996. Pero no fue hasta el 5 de diciembre de 1996 donde la plaza abre formalmente sus puertas a todo el público de la zona Norte, siendo inaugurada y bautizada con el nombre de Zona Rosa. El nombre es por la famosa y bella Zona Rosa de México, un lugar encantador considerado como una zona privilegiada, donde hay diversos sitios de diversion, las mejores tiendas de la ciudad y, por ende, las personas lo visitan para disfrutar de sus variados ambientes. Luego de esa primera etapa, la plaza ha evolucionado, ya que se le han realizado ciertas modificaciones en sus diferentes áreas para adecuarse a los nuevos tiempos y a las exigencias y comodidades de los consumidores, como es el caso de los parqueos y algunos cubículos. Cuenta con 70 cubículos de los cuales 62 están habilitados con tiendas, consultorios o establecimientos de comida para brindar a sus clientes variedad a la hora de comprar o adquirir servicios.

Esta plaza, desde sus inicios, tras 17 años de su apertura, cambio el concepto de recreación de los adolescentes y adultos por los diferentes tipos de establecimientos de comida y diversión que ofrece. Por ejemplo, los primeros tacos de franquicia para Santiago con Taco Bell, el primer bar en plaza comercial, sin lugar a dudas esta plaza modificó muchos aspectos en los santiagueros.

El impacto fue exitoso desde un principio pues se convirtió en la más visitada por la mayoría de los residentes de Santiago y zonas aledañas. Tras 17 años de su apertura, todavía la Plaza Zona Rosa sigue siendo unas de las más visitadas, mañana, tarde y noche, por todo tipo de público. Damas, que acuden a comprar las finas joyas, lencerías o a concretizar su belleza; caballeros, que acuden a renovar su vestuario y niños que se deleitan con las comidas y los juegos de los diferentes establecimientos.
Ok